miércoles, 23 de febrero de 2011

Strange.

Y de nuevo vi esa luz, esta vez más arriba. Yo estaba, como siempre, metida en la habitación blanca. "Hoy no se escapa." me dije. Me levanté de la silla y me puse depié en ella. Estiré los brazos todo lo que pude, pero aún así no la alcancé. Comencé a saltar, pero solo pude rozarla. La gran luz blanca se volvió violeta y comenzó a disminuir. "No espera!" le grité, pero ella desapareció con el gemido qe siempre produce al irse. Decepcionada, bajé de la silla y salí de la habitación. Antes de volver acasa, cerré la puertade la habitación con la llave qe siempre llevo al cuello, como cada vez qe voy. Suspiré y me dije "De nuevo en el mundo real.". Caminé hacia el escritorio mientras la puerta desaparecia. Como cada vez que me escapaba, nadie habia no tado mi ausencia, selimitaban a pensar que me encontraba estudiando en mi cuarto. Qué bobos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario