sábado, 27 de agosto de 2011

Cuando sólo puedes esperar

Aquí me tienes, con ese cosquilleo en la barriga, con un nudo en la garganta, con el miedo en el cuerpo. Cuando esperas un momento qe no sabes con certeza si algún día llegará, la espera es eterna. Me gustaría sacarlo de mi cabeza, pero es que se me queda grande, demasiado pequeña e inmadura para todo esto, sin apoyo, creo que no lo voy a poder aguantar, porque se que estoy sola en medio de una espera que aún no sé si quizás sea infinita, pero, si lo es, se que nada en mi vida volverá a ser igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario